30 Días

Título original: Thirty Days
Autor: Shayla Kersten (2006)
Idioma: Español
eBook (PDF), 129 Páginas, 1.2 MB

Biton Savakis es un rico abogado de 42 años de la ciudad de Nueva York que se siente perdido sin su amado esclavo por más de diez años: hace tres meses, Erik falleció de cáncer y desde entonces su voluntad de vivir como un Dom se está alejando. Hasta que una simple mirada a un hermoso pelirrojo tan perdido y desesperado como él mismo hace reaccionar a Biton. Tal vez el joven pueda ayudarlo a aliviar su dolor, aunque sea por un breve tiempo.
Lamentablemente, el joven viene con su propio equipaje emocional.
Es muy duro brindar paz y felicidad a alguien que jamás las ha conocido. Pero más duro es sentirse impotente ante un joven a quien nadie jamás en su vida ha amado, y te mira horrorizado sólo porque eres amable.

Descargar

Calificación de EG
Calificación de nuestros miembros
[Total: 0 Promedio: 0]

Entradas Relacionadas

73 comments

  1. Es rápido de leer y va todo de lo mismo, hay gente metida en este tipo de actividades sexuales que les satisface el tema este de la dominación y el sumiso, con todo el significado de ambas palabras, no soy partidario de ello pero es una práctica sexual más y en este libreto sale reflejado.

      1. No entiendo como un persona puede tener este comportamiento con otra, es decir, ¿ no hay una perdida de respeto cuando se ata a otra persona, o se le pone en una situación humillante?, ni que decir cuando se la golpea hasta hacerla sangrar, a mi esto no me parece nada lógico, ni tampoco por qué una persona va a querere recibir este trato, ¿por qué unas personas sexualmente necesitan estar atadas a un cabestrillo y llamar “amo” a otra persona, dejarse maltratar verbalmente y físicamente ¿qué hay detrás de una mente así? o ¿qué hay detras de un hombre que necesita utilizar un látigo, cuerdas y otros instrumentos para llegar a un orgasmo? es que Luis no lo entiendo, ¿qué valores pueden tener?

      2. Tampoco es que haya leído el libro, entiendo que se está hablando de Sadomasoquismo, nunca me ha quedado claro si se trata de un transtorno psicológico, de una dependencia de poder y sumisión de algunos individuos, aunque sea consensuado.

      3. No sabría deciros si se considera un trastorno psicológico, entiendo tus inquietudes Ferran y por otro lado pienso que es bueno expresarlo, no quiero dejar de responderte porque cuando se desea hablar de un tema y te lanzan pelotas fuera, resulta frustrante, lo que no llego a más con el tema, desconozco el aspecto psicológico de este comportamiento sexual.
        Me resulta muy difícil unir dolor físico con placer, lo que veo en este tipo de relaciones es una necesidad de control por ambas partes, no deja de ser un intercambio de poder, el amo exige y aplica control hacia el compañero sexual pero a su vez el sumiso aceptando esta situación controla el deseo del amo al producirle placer en mayor o menor grado en función de su actitud y actos, con lo cual pienso que dependen el uno del otro, este grado de dependencia y de dolor físico a mi no me parece muy saludable, ahora bien ahí tenías edulcorado las 50 Sombras de Grey.

        1. Siempre tan politicamente correcto Luis, yo entiendo todo esto de la diversidad y que en el blog se suba de todo, pero que vaya no me hubiera imaginado Sadomasoquismo, si que me lo he leído y hay lo que menciona Ferran y lo que mencionas tú acerca del poder y la sumisión y me extraña que se haya subido pero que también es cierto que en la viña del Señor hay de todo.

        2. El poder y la sumisión existe en cualquier ambito de la vida si os fijais un poco a vuestro alrededor desde el jefe dando órdenes a los subordinados acatándolas (que no queda otra si se quiere llegar a final de mes por otro lado), con este tema, hay que ser políticamente correcto porque puede levantar muchas ampollas y es mejor llevarlo desde un tono neutral.

        3. Pues anda que lo de 50 sombras de Grey tuvo un montón de repercusión, todo el mundo al cine, el libro no es que sea literatura de la buena, ya me entendeis lo que quiero decir con este tipo de libros, no me refiero porque en este se trate de Sado, es en general en este tipo de producto que lo que quieres leer es cuando practican sexo pero es que aquí se pasan un montón con todo eso del amo y de Caven con su papel de sumiso.

    1. Todavía no me ha dado tiempo de leerlo Lolo, es decir lo único que he visto ha sido la sinopsis, siempre he mantenido que la sexualidad es igual de diversa que el ser humano, igual que sus necesidades, todos mantenemos nuestras historias particulares con nuestros compañer@s sentimentales sea en el lenguaje que utilizamos, en las caricias, en el sexo, por eso mi opinión en principio es de respeto delante de cualquier práctica sexual.
      Ahora bien, a título personal si que puedo decirte que las palabras, amo, esclavo, dominante, sumiso, me incomodan totalmente, en ningun caso me identifico con ellas, ni en mi vida privada desearía, ni permitiría este tipo de rol, soy partidario de una relación igualitaria en la cama y fuera de ella, no es una cuestión de posesión ni de sumisión para mi, una relación sentimental, ni sexual.

  2. Siento un cierto reproche en algún comentario por el hecho de que se haya colgado esta obra aquí.
    Si hablamos de sadomasoquismo (SM) estamos hablando de comportamiento humano, de psicología, socilogía y filosofía…, y eso no es fácil en una web. Ni creo que tenga que ver con hablar del amor romántico; es otro nivel, es distinto y punto; aunque también pueden coincidir.Si ese comportamiento, ese deseo se apodera del individuo puede acabar siendo un comportamiento psicopatológico, pero no si es parte de un juego.

    Hay pruebas históricas de comportamientos SM en todas las culturas.
    Hay literatura abundante sobre ello, Sade, por ejemplo, o Dennis Cooper más cercano a nosotros (brutal y duro de leer); el fenomeno “50 sombras de Grey” (de poca calidad literaria y cinematográfica, creo) tuvo el acierto de poner ante el gran público el tema; y las reacciones han sido alucinantes: best-seller, varias amigas mías, todas señoras instruidas, casadas y un punto “tradicionales” hablando del libro, de lo que habían descubierto en él y que ni imaginaban que pudiera existir; algunas hablaban de “probar”…
    ¿Y por qué no, si se hace desde la propia voluntad de los practicantes?
    En el SM hay, o puede haber, simplificando, una vertiente de obtención de placer a través del dolor: es algo tan personal que no creo que pueda ser juzgado, pero no está tan lejos como puede parecer de algunas prácticas que la mayoría hacemos, y en definitiva es una cuestión de terminación nerviosas siendo excitadas de un modo uo de otro (neurología); y hay otra vertiente, la de la dominación: cuando esa dominacion es parte de un juego mutuamente aceptado, con sus límites (psicología del comportamiento)
    ¿Dónde está pues el problema? ¿por qué hemos de juzgarlo los demás? Sería como aceptar que es lógico que los heterosexuales nos juzguen a nosotros porque no encajamos en sus límites; como asumir que es correcto que haya gente que se oponga al divorcio, o al aborto como opción personal, al travestismo o a la transexualidad.
    Creo que es fácil, y debe ser real, que admitamos que todo comportamiento que se sale de la norma impuesta, que es minoritario, tiene que ser respetado si se basa en el respeto entre quienes lo practican; de no ser así estaríamos creando nosotros mismos, una minoría aún vapuleada, nuevas cadenas, y esta vez no para atar a nuestr@ compañer@ de juegos, sino para seguir encadenados nosotros mismos.

    1. Hombre Juan, no es tanto una cuestión de si se trata de una minoría o no a quien le pueda gustar este tipo de práctica sexual, no creo que nadie de los participantes del foro hayan realmente juzgado nada acerca de las preferencias sexuales, mas bien todos han estado expresando opiniones personales y razonamientos y sobre todo temor, te doy la razón de que todos nosotros expresamos un temor del mismo modo que muchas personas expresan su temor y su odio hacia la homosexualidad, pero aquí nadie habla de odio, sino de temor hacia el dolor físico inflingido aunque sea consensuado, Ferran se preguntaba que hay detrás de un hombre que para satisfacer sus necesidades sexuales necesita golpear, doblegar, humillar, escupir, marcar a otro ser humano, yo también me lo pregunto del mismo modo que me pregunto el motivo por el cual un hombre o una mujer desea por voluntad propia recibir este trato brutal de otro a través de un contrato establecido con anterioridad o no, dejarse llamar esclavo o bien utilizar la autoriad de un amo severo y castigador, por supuesto que son libres de utilizar su cuerpo y su mente de la forma que consideren mejor para sus necesidades, Luis intentaba encontrarle un sentido a esta conducta sexual unida al dolor físico, un polvo no me llevará a la muerte, pero una paliza con una fusta en los genitales, en la espalda, dónde sea, mal controlado, podría… entender que les mueve a utilizar el dolor y la humillación como placer sexual, lo siento, pero mi intuición me susurra al oído una densa oscuridad en estas mentes, pero desde luego cada uno es libre de querer entrar o no en ello, no juzgaré a nuestro Marqués de Sade, pero no voy a obviar la oscuridad que envuelve su obra.

      1. Wow mi consentido, excelente comentario. Yo estoy de acuerdo con lo que dices. Sobretodo en aquello de la oscuridad de esas mentes… Y debo decir que tanto tu como Ferran han hecho unos comentarios muy buenos, bien estruturados y con preguntas retóricas que demandan respuestas… Besitossss

      2. Obviamente no tengo todas las respuestas, y menos para Ferran y para ti, Lolo; sois muy jóvenes y habéis de descubrir “el mundo” por vosotros mismos.
        Hay algo que quizás todos hemos olvidado: estamos hablando de literatura, o de cine, da igual. Y la imaginación y el buen hacer del autor pueden llevarnos a pensar que todo es real; también es cierto que se suele decir que “la realidad supera la ficción”; puede ser en algún caso, pero no es el día a día de la gente corriente, the ordinary people.
        El dolor físico es malo de entrada, pero ¿qué pasa y alguien siento placer a la vez? Yo no juzgo, no me posiciono personalmente, sólo reflexiono en voz alta.
        En mi vida he conocido todo tipo de gente; y estoy pensando ahora en alguien, buena persona, que durante una etapa de su vida disfrutó de prácticas SM, de toda la parafernalia posible; y cuando me lo contó, tras un gran asombro, porque nunca lo hubiera imaginado, seguí pensando que era el mismo tipo amable, tranquilo y majo.
        Pero pensemos… ¿Qué es lo que más abunda en un sexshop? (Espero que aún no hayáis ido vosotros dos, pipiolos) La respuesta es fácil: dildos, algunos gigantes, que seguro producen dolor; arneses, aros, y toda la parafernalia SM, que la mayor parte de las veces se queda en eso; y una gran cantidad de vídeos SM. Están allí porque la gente los compra, porque de alguna manera lo disfruta.
        En esta página se han colgado películas con componente SM, y, al igual que ese relato, eso es decisión del administrador.; después, nadie obliga a nadie a verlas o leerlas, cualquiera puede comenzar y dejarlo en unos minutos si no le gusta, o no le parece apropiado para sí mismo.
        Por eso, y mil razones más, a mí no me extraña nada que se haya colgado ese relato o esas películas; entre otras románticas, delicadas, dramáticas, alegres, musicales, terribles, cómicas…
        Y acabo diciendo que, efectivamente, algunas conductas SM pueden llegar a ser patológicas, clasificadas como parafilias, y peligrosas.

  3. Hola a todos! Es la primera vez que comento y espero hacerlo lo mejor posible.

    Me llama mucho la atención como este estilo de vida o practica sexual llama tanto la atención y como la sutil linea que divide la “fantasia sexual” y el “abuso” (en este caso) se vuelve tan difusa que confunde.
    No me considero experto en las practicas BDSM, pero algo que si he logrado entender es que no existen practicas BDSM (de ningún tipo) sin que antes esten de acuerdo con ellas todas las partes participantes. El sexo Seguro, Consciente y Consesuado es un pilar basico en cualquier tipo de relacion (y creo que esto es algo que debería exceder el ambito BDSM) entre una/s persona/s Dominante/s y una/s persona/s sumisa/s.
    La mente de una persona que siente placer sexual mediante estas practicas no esta alterada, ni fragmenta ni mucho menos enferma. Por ahí leí que es un intercambio de poder erótico, y es precisamente eso. Si alguna vez te relajaste y dejaste que tu pareja te la mamara tranquilo o dejaste que te cabalgara a su tiempo o dejaste que te follara rapido o lento, según el queria… Eso es un poco de intercambio de poder. Las relaciones BDSM llevan esto un poco mas alla.
    Comunicación, confianza y por sobre todo sinceridad (principalmente con uno mismo) es muy importante aca. Las “parejas” D/s (Dominate- Domina o Dominatrix/ sumiso -sumisa) no se afianzan sin antes no establecer un cuadro o limites entre los que la persona dominante puede manejarse libremente. Y estos limites son puestos por la persona sumisa. Una palabra de seguridad, limites “blandos”, limites “rigidos”, elementos, escenarios… Son propuestos, “negociados”, acordados y disfrutados por ambas partes y es ahi donde la sinceridad, la comunicación y la confianza deben estar mas fuertes que nunca….
    Y en el momento en que alguna de estas cosas falta, se debilita y/o el sexo deja de ser seguro, consciente y por sobre todo consesuado, entonces ya dejamos de hablar de una relación BDSM y se comienza a hablar de abuso. Me parece importante esto y entender que el abuso puede existir incluso en una relación BDSM, pero que no todas ellas son necesariamente abuso…
    Lo que dos o mas personas adultas conscientes (conscientes = no drogados, ni borrachos, ni enojados o tristes, etc.) decidan hacer, es algo pura y exclusivamente de ellos… Y creo que si vemos las practicas BDSM como fantasias sexuales al igual que tu fantasia de coger en el baño de un boliche o la de chuparsela al novio de tu amiga, el panorama cambia un poco.
    Como dicen en mi pais, “siempre hay un roto para un descosido” y si a vos no te gusta o intriga este tipo de practicas no tenes porque matarte la cabeza tratando de entenderla (no se puede) y simplemente tacharla de la lista y seguir explorando tu sexualidad de la forma mas sana y divertida posible.
    Espero no haber aburrido, tengo problemas cuando se trata de exponer una idea y me suelo ir a la mierda hablando (jajaja) por eso les pido perdon.
    Prometo trabajar en mis problemas de sintesis. jaja.
    Saludos!

    1. Ese poco allá en estas prácticas al3j00 pueden ser peligrosas incluso siendo consentidas, te lo dice alguien que trabaja de urgencias de noche, por otro lado una persona que necesita ser dominada de una forma tan extrema fisicamente y psicologicamente que precisa de dolor físico habitual para llegar al orgasmo o sentirse bien consigo mismo, lo mismo para la persona que lo inflige y disfruta en infligir dolor a otro ser humano, tienes razón de que tienen toda la libertad de hacerlo y que se establece un acuerdo previo en el juego, sin embargo estas personas también denotan un perfil determinado, pienso que nadie debería ejercer este tipo de poder sobre otra, es cierto que Algunos Amos ejercen tal control sobre su esclavo que una palabra, una mirada puede cambiar su comportamiento súbitamente. Algunas veces contra su voluntad. Aunque estos casos no son tan recurrentes, pero en urgencias han llegados personas en un estado deplorable y no me refiero exclusivamente fisicamente, hablo de su estado emocional totalmente resquebrajado, de todas formas como estamos hablando al fin y al cabo de opiniones, advertir de lo siguiente solo debe ser ejercido por personas que han profundizado mucho en los conocimientos de la D/S y nada aconsejable para el principiante, ya que puede ocasionar daños irreparables, dejársela mamar por el compañero a su ritmo o que la penetración pueda ser más rápida o más lenta, no significa para nada acceder al verdadero significado de una dominación verbal, física, psicológica y de castigo, ni a firmar un contrato de sumisión, electrotortura sería también uno de los ámbitos, recuerdo un paciente con los pezones quemados, humillación y autoestima en la sumisión, todo esto psicologicamente marca a una persona y genera un tipo de carácter, sin entrar si es bueno o malo, también habría que valorar o exponer que es lo que nos lleva a necesitar este tipo de prácticas sexuales, de rol, cuales son las inquietudes personales que nos llevan a necesitar expresarnos de esta forma en nuestra vida privada.

    2. Uuuy el tema sigue coleando, lo de los pezones quemados tiene que hacer algo de pupa, a mi más que el aspecto físico de la relación, me pregunto por la psicología y si hipoteéicamente hablando al amo se le va un poco la pinza por estar demasiado entusiasmado con el juego o con el rol que se monta en esas cuatro paredes o con los juguete que utilicen para ello, ¿qué pasa con eso? aunque se haya establecido unos límites, aunque se haya firmado un contrato, conlleva un cierto riesgo y otra cosa que alguien te pregunte ¿quién es tu amo? a mi la pregunta en sí, las emociones que siento son de rechazo total, mi personalidad no me permite aceptar esa pregunta, ni tampoco generarla a otra persona, ya sé que no estamos hablando de amor, en ese caso lo que me interesa es el motivo personal, la necesidad intelectual de convertirse durante unas horas en un dominante o en un sumiso y sobre todo como interacciona, fuera de este rol creado, si las condiciones de su vida, de su día a día, su trabajo, hijos, todo lo que pueda haber en sus vidas cotidianas les influye a buscar otro tipo de comportamiento, es decir de convertirse por un tiempo limitado en lo que no son en su vida habitual o en el caso del sumiso, por qué necesita aun estableciendo límites y firmando por lo que veo un contrato de lo que se hace o no, necesita sentirse dominado y esclavizado por otra persona, entiendo que sienten placer con la subyugación, para mi es mucho más agradable no estar sometido a nadie, ni tampoco entrar en un rol de supremacía hacia otra persona, mi forma de ser repele ambos status.

    3. Me parece totalmente cierto algunas cosas que decis Eugenia.
      No creo que las relaciones BDSM sean para todos (Lolo es un claro ejemplo de que no esta ni remotamente interesado en ellas) y si creo que este tipo relacion merece un estudio (si, estudio) en profundidad para poder terminar de entender que un Amo no es un boludo mullti millonario con una infancia de mierda que le gusta hacer sonrrojar a boludas de clase media porque busca “hacer sufrir” a su madre ausente mediante el sometimiento a mujeres iguales a ella. Las prácticas englobadas dentro de la escena BDSM pueden ser tan leves como el fetiche hacia el cuero o tan extremas como el ejemplo que diste vos, pero sigo sosteniendo que no tiene porque necesariamente ser abuso, ni provocar traumas psicologicos. Una relación D/s en definitiva lo que busca, al igual que cualquiera, es el placer de ambas partes. El placer es retroalimentado por la conducta de ambos, y el dolor innecesario (fisico y psiquico) es cortocircuito en el “circulo del placer” (?).
      Existe el abuso, si. Existe la tortura, si. Existe el sometimiendo forzado, si. Existen “sadicos patologicos disfrazados de Amos”, si. Pero eso no es BDSM porque hay un elemento esencial que falta: el consentimiento.
      No nos olvidemos que las personas que disfrutan de estas prácticas estan agrupadas y organizadas y que es muy probable que se conozcan entre si, por lo que si un/a Amo/a “se emociona por demas” con un juguete e ignora a su sumiso/a, la comunidad se entera y realiza acciones especificas con el fin de “vetar” a esa persona del ambiente.
      Concuerdo con vos en que estas practicas no son joda, que no son tontera, que pueden ser muy extremas y que en manos de una persona que no sabe lo que hace pueden incluso peligrar con la vida de uno y por eso es de suma importancia informarse sobre todo lo que involucra esto (practica, elementos, personas que la realizan, etc), al igual que lo hacemos con todas las cosas en nuestra vida diaria.
      Hay determinados aspectos que ni yo logro entender y que probablemente no lo logre.
      La mente humana es muy compleja y se manifiesta de formas mas complejas aún. Existen personas que les gusta ser sometidas porque es el único tipo de afecto al que estan acostumbrados o creen merecer, asi como existen también personas con delirios de grandeza que se creen merecedores de una sumision y la exijan (fuercen), pero me parece que es mucho mas probable encontrar estos casos en una relacion “convencional” que en una D/s. El sadismo y el masoquismo patologico es mucho mas “sencillo” que una relación D/s, ya que ambos dejan de lado el consentimiento. Ambos por la misma razón: no les interesa.
      Las relaciones D/s si les interesa el consentimiento porque es esto lo que desencadena el placer en ambas partes.

      1. Pues al3j00 no acabo de entender que es lo que les lleva a estas personas a necesitar tener este consentimiento de otro individuo y establecer una relación que consiste en utilizar el poder físico, verbal y psicológico hacia otra persona, del mismo modo que recibir este trato, que les mueve interiormente, porque estas prácticas no se limitan exclusivamente a una cuestión de placer por el consentimiento, no es tan simple como eso, ¿dónde queda la identidad, o la autoestima en estas situaciones? ¿qué mueve a una persona a necesitar dominar de forma autoritaria y absoluta a otra? ¿el consentimiento? puede ser el escudo en el que protegerse pero no la realidad total.

  4. Me sigue interesando más el áspecto psicológico de estos roles que no tanto el aspecto sexual del mismo, que no deja de ser una herramienta para proyectar aspectos de la personalidad del individuo que entra en estos juegos.
    Desde mi punto de vista el dominante tienen iniciativa en la acción y tienden a imponer sus ideas en los demás por diferentes caminos que van desde la sugerencia, la incitación, la convicción o la imposición, en función de su grado de dominancia y pienso que de equilibrio emocional. Las personas sumisas se sientes tímidas y apocadas en mayor o menor medida ante los demás y suelen aceptar la direccion de otros frente a la acción. El problema reside cuando una persona se sitúa en márgenes muy elevados de Dominación o de sumisión, no es sólo una cuestión de que al dominante no se le vaya de las manos la práctica consensuada previamente, es también el sumiso que necesite un castigo abusivo para entre comillas sentirse bien porque no podemos obviar que no solo se trata de un aspecto físico, entra y mucho en juego la psicología del individudo, un abuso excesivo llega a marcar psicologicamente al individuo, incluso en su entorno habitual y social, estaría de acuerdo con Eugenia en este sentido, aparte es algo que se tiende a dejar en segundo término cuando se habla de estas prácticas y se remarca el placer que se consigue a través de ello, pienso que ninguno de nosotr@s cuestiona de que estos roles sean consensuados.
    Cuando uno lo practica desde una personalidad, está mezclando cosas y yo no estaría tan seguro de que en ocasiones alguno no tuviese problemas para controlarse, todo esto soy consciente de que lo habeis hablado, pero el ser humano, utiliza mecanismos de defensa, desde silenciar un sentimiento de inseguridad exagerando un rasgo real, deseable, o el contrario al adoptado en la vida real, estos comportamientos son muy íntimos y entran en escena dentro de estas prácticas, se proyectan y se desahogan, al margen de los orgasmos que se puedan conseguir sintiéndose de una forma o de otra, hay un componente psicológico a tener en cuenta en este tipo de relacion que no hay que descartar en absoluto, está allí, y está presente desde el momento que se cruza la puerta y es indiferente ser el repartidor de pizzas que un agente de bolsa.

    1. Es que Eugenia, Luis, al3j00 que sea consensuado no exime de que son prácticas que pueden emocionalmente dañar a una persona, me gustaría entender porque necesita una persona ser dominada u otra tener una actitud sumisa que ambas posiciones ya se acercan a los extremos, aunque previamente hayan pactado todos los pasos a seguir, todos podemos conseguir placer en nuestras prácticas sexuales sin necesidad de llamar Amo a nadie, una persona que necesita tener un Amo que le diga que tiene que hacer, que lo tiene que complacer como un Dios absoluto, que no pueda llegar al orgasmo si no es a través del dolor físico y emocional, porque estoy de acuerdo tanto con Eugenia como con Luis del aspecto psicológico de estas relaciones es importantísimo como en cualquier otra relación. Caven el chico del libro, está destrozado emocionalmente, su grado de sumisión es exageradísimo y el caso es que no puede ya tener otro tipo de conducta, está totalmente supeditado a la figura de un amo que no puede ni sabe explorar otras posibilidades.

  5. Mira Luis yo pienso que los extremos y te lo digo como opinión personal no son buenos para un equilibrio consigo mismo, entiendo lo de los mecanismos de defensa, entiendo que se pueda necesitar adoptar un rol fuera de tu vida habitual para satisfacerte del todo pero entonces ¿qué es lo que te insatisface tanto en tu vida para buscar otra paralela? yo lo que haría es saber porque me encuentro mal, por qué siento ira, por qué necesito maltratar a otra persona de forma consensuada para encontrar mi propia satisfacción personal, o por qué necesito ser castigado, humillado, denigrado de forma consensuada por otra persona, yo me haría estas preguntas antes, porque estar metido en este mundo conlleva mucho más que un mero placer por el consentimiento absoluto de tu voluntad y de tu cuerpo hacia otra persona.

  6. No llego a entender la polémica. Entiendo el interés, los comentarios que algunos han hecho descartando esa opción para sí mismos, cosa totalmente respetable.
    Pero el sadomasoquismo es una práctica que ha existido a lo largo de la historia y en todas las culturas; a veces sólo como muestra de poder de uno hacia otro/s; otras veces sólo como una variante más de la afectividad humana, de la manera de relacionarse, y esto cuando queda en el ámbito privado y con el consentimiento de los participantes, creo que ahí se termina.
    Por lo que he leído en muchas culturas antiguas era una forma más de relación de poder, o de rito religioso, cosa que por cierto han practicado mucho , y algun@s siguen, en el catolicismo (cilicios, autoflagelaciones, cargar pasos de Semana Santa, hacer una procesión descalzo o de rodillas, las crucifixiones reales en Filipinas…la propia imaginería religiosa del Ecce Homo o el crucificado, de santos llagados) y otra religiones.
    Cuando aparece el ciudadano, en contraposición al súbdito, y esto ocurre en el siglo XVIII, ese ser siente, y quiere creer que su vida privada es suya y de nadie más, es un poco lo que seguimos argumentando las personas LGTB: lo que yo hago en mi cama y con quien lo hago es sólo mi problema.
    La liberación sexual del XX lleva a que esas prácticas se extiendan, a veces se muestren públicamente (escenas de sexo BDSM en las calles de San Francisco en el Mardi Grass), y se desarrollen todo tipo de clubs, asociaciones etc. dedicadas a los practicantes de esta forma diferente de relación sexual; igual que hay grupos Bear o Musculosos o cualquier otra cosa que a alguien se le ocurra.
    Por supeuesto hay una ingente literatura sobre el tema, tanto científica como literaria puramente; y también cine, pintura…
    Cuando el arte, sea el que sea, se ocupa de un tema, para mí sólo significa una cosa: ese tema es una manifestación de la diversidad humana.
    Por supuesto, estas prácticas también pueden esconder comportamientos psicopáticos, pero entonces hablamos de otra cosa. Antes y después de Freud, y él también y mucho, se ha estudiado este tema; su calificación por la ciencia va variando con el tiempo; recordemos que hasta hace bien poco los comportamientos homosexuales estaban clasificados dentro de lo patológico, y yo desde luego no me creo enfermo.
    Dentro del ámbito sexual se consideran parafilias.
    Y es curioso que en los países con una conducta pública más represora (protestantismo, calvinismo…,hablo de Alemania, Inglaterra…) es donde más actividad BDSM se da, donde más se puede ver en cualquier club (no hace falta que sea especializado) gente con “disfraces” BDSM.
    ¿Quién no ha sentido alguna vez dolor y placer simultáneos durante un intenso orgasmo? O mientras tu compañer@ sexual te aprieta los pezones, o te muerde el labio. O en una penetración anal que puede resultar dolorosa y acaba siendo placentera. O cuando estás tan bien con tu pareja sexual que quieres alargarlo eternamente y la erección mantenida llega a doler.
    ¿Todo esto tiene explicación lógica? Seguramente no, como no la tiene el amor.

    Por cierto, empecé a leer este texto y lo dejé tras una cuantas páginas porque literariamente me pareció bastante mediocre y no me enganchaba.

  7. Que haya existido desde siempre no significa que sea bueno, que esté ahí fuera no significa que no cause daño físicamente y psicológicamente. El hecho que algo exista no significa que sea bueno porque haya existido desde siempre, no le exime del riesgo que entraña, de igual modo que la semana santa aunque haya existido desde siempre una serie de ritos y de conductas exageradas en ocasiones, no significa para nada que sea bueno.
    Por cierto las drogas han estado ahí fuera desde siempre y eso no signifca que sean buenas para la mente y el cuerpo.
    No tiene nada que ver hombres peludos con barriguita abultada manteniendo sexo con otros hombres de las mismas carecterísticas o no, hay una gran diferencia con ocasionar dolor físico y sicológico a otra persona para conseguir su propio placer, consensuado, pero al fin y al cabo maltratando a otra persona, encontrar satisfacción en abusar de otra persona, aunque se haya establecido límites, no estamos hablando de diversidad sexual, estamos hablando de personas que se consideran amos y que tienen esclavos y que incluso llegan a tener ayudantes para ejecutar estos actos, por supuesto que muchos de nosotr@s no estamos de acuerdo y que nos pueda parecer un riesgo estas personas que necesitan exteriorizar de esta forma su personalidad.

  8. Cada uno habla de lo que le parece, desde un punto de vista personal; y que exista desde siempre significa que es propio del género humano; a mi me da urticaria cuando se quiere etiquetar todo como bueno o malo; y en este caso cuando se mezcla todo, dolor-placer-abuso-humillación… ¿Drogas? ¿Abrimos otro debate?
    Yo sí hablo de diversidad sexual, aunque haya quien no le guste una práctica u otra; a mí tampoco me gustan todas las posibilidades que la relación sexual puede ofrecer: elijo. Pero ¿quién soy yo para juzgar a otros que deciden hacer algo en su intimidad?
    Entiendo perfectamente a Lolo cuando desde una perspectiva de curiosidad se hace preguntas, y cuando decide que tal o cual cosa no va con él; perfecto; tampoco esto va conmigo; pero un tema del que se ha escrito y escribirá hasta el infinito no puede liquidarse como la dicotomía bueno-malo.

    1. Hombre, las drogas ya te digo desde ya que no son buenas consejeras y a la larga no son una buena compañía.
      En un club no especializado ir vestido con temática BDSM, ya te digo que no tiene su verdadero significado, real de lo que comporta en obligaciones y derechos, sería lo mismo que en halloween ir disfrazado de Freddy Krueger que no tiene mayor relevancia, entrar realmente en el mundo BDSM comporta asumir una serie de rasgos que resultan dañinos, la realidad es esa, aunque no se quiera aceptar, aquí no veo a nadie juzgando, más bien lo que veo es que se está diciendo lo que realmente significa estas prácticas sexuales, que no se trata de ser homosexual, lesbiana, trans, bi, etc. no estamos hablando de esto, hablamos de conductas en las que inflingir como han dicho otr@s dolor significa de forma individual una satisfacción suprema en la que cada vez y sé de lo que estoy hablando el individuo necesita explorar más esa necesidad y donde se establece un vínculo de dominación absoluta hacia otra persona, yo iría más hacia Eugenia o hacia Luis porque detrás de este tipo de conducta se mezclan aspectos psicológicos del individuo, no estamos hablando de sexualidad, estamos hablando de necesitar causar dolor, provocarlo, disfrutarlo para sentirse bien y yo también voy a ser muy claro, no es bueno este tipo de conducta.

  9. Yo no sé si los que hablan de BDSM, lo han prácticado porque si no es así, no tienen ni pajorela idea de lo que es meterse en ese mundo, ni de la necesidad que se crea de repetir una serie de conductas sexuales y de que cada paso te lleva a uno más, que cada vez el riesgo es mayor, seguramente te dirán de que hay una gran comunicación entre los participantes y una gran confianza, pues bien todo esta confianza y todo esa comunicació se va por el garete, la realidad es bien distinta, los amos son personas que necesitan demostrar su autoridad y que espera obediencia total y demostrable, necesitan no sólo fisicamente demostrar este dominio, si no que es vital para ellos verbalmente esta confirmación, este juego ni os imaginais de como esto afecta realmente al sujeto y lo cambia, no estamos hablando de unas manos atadas con un pañuelo de seda a una cama, o de dejar que el compañero toque tu cuerpo y tome la iniciativa del sexo contigo, no tiene nada que ver con eso, estamos hablando de la dominación en mayúsculas de someter y de castigar a otro individuo, necesitar esto para sentirse satisfecho, no es la mejor forma de relacionarse con otra persona, no debería confundirse con la diversidad sexual, por otro lado ver a una persona en plena calle gateando con un collar en el cuello mientras otra persona de pie en actitud arrogante lo estira de una cadena, puede tener un contenido morboso para algunos que no entienden el significado real que hay detrás de esa escena.

    1. Pues mira Antonio, yo no tengo ni idea de lo que es estar sumergido en ese mundo pero te puedo decir que me parece muy mal que una persona necesite pegar a otra y repito de nuevo humillarla para su propia satisfacción personal, no me sirve que sea consensuado, no me sirve que se escuden en ello para enmascarar un comportamiento dañino, malo, ahí con todas sus palabras, malo.
      Pegar a otra persona nunca, bajo ninguna circunstancia me parecerá una conducta buena, ni adecuada con otra persona y pienso y creo que no dice mucho a favor de la persona que lo ejecuta.

    1. Me temo Juan que al remontarte a la antigüedad de estas conductas sexuales se puede interpretar de este modo que por el hecho de existir desde siempre sea una conducta que por estar ahí sea buena, yo entiendo a Sara en su comentario, por otro lado te quería decir lo siguiente y es que lo que yo me pregunto es cómo una persona se puede comportar de este modo con otra o bien como una persona acepta ser tratado de esta forma, he de decirte que yo sí que voy a decir y muy claramente que me parece malo este tipo de conducta y que creo que detrás de este tipo de respuesta sexual y de personalidad, hay problemas.
      Realmente este tipo de conducta para mi es preocupante y para nada saludable, no es que sea sólo una opinión personal es que lo expongo en términos generales.

  10. Lolo. esa interpretación me parece bastante ligera, por un lado; la violencia, la guerra, la muerte siempre han existido, y no seré yo quien diga que son justificables, simplemente digo, como tantos pensadores en la historia, que son parte de la condición humana; y ya quisiera yo que no existieran, pero…
    Y por otro te digo que muchas cuestiones que cada uno de nosotros nos podemos preguntar, sobre cualquier tema, encuentran una explicación, no digo justificación, en la historia.
    Me sorprenden tantos comentarios que califican las conductas BDSM en general, porque la variedad es enorme; me sorprende que hayáis leído el texto entero y se tome como la pura realidad, cuando sólo es literatura (aunque seguro que hay quien llega a eso y más); seguramente no hacía falta leerlo todo para saber de qué iba, y si no te gusta dejarlo. Yo he leído relatos que seguro son mucho más terribles, o visto películas, y los he terminado porque me aportaban algo literaria o cinematográficamente (Denis Cooper, por ejemplo; o Pasolini y su Saló); y eso no quiere decir que comulgue con ello.
    Antonio, creo que tú hablas de un tipo concreto de gente y de clubs, grupos, de ambiente duro y sórdido; no hace falta haberlo practicado para saber de qué va y saber que no es algo que a uno mismo le interesa; y seguramente en algunas de esas conductas pueda haber algo cercano a una psicopatología, o directamente patológico; pero las generalizaciones casi nunca son acertadas.
    Y sí estamos, o al menos eso he creído, hablando de sexualidad en este post. Podríamos hablar de sumisión, dominación, maltrato etc. en cualquier aspecto de la vida, como el matrimonio, la familia o el mundo laboral, pero en este caso se trata de sexo, sexo gay.
    Bona nit.

    1. Juan, no es nada personal en contra tuyo ni mucho menos, pero confundes de lo que realmente se habla, no estamos hablando de sexo, se habla de personas que pueden ser hombres o mujeres, heteros, bi, sin excluir ninguna orientación sexual que para su satisfacción personal necesitan hacer daño a través de diferentes medios sean físicos, verbales, psicológicos inclusives a otra persona y no me importa en absoluto la orientación sexual del sujeto pero si que me importa los motivos por los cuales un individuo necesita hacer daño a otra o el motivo por el cual una persona necesita recibir un trato vejatorio para sentirse satisfecho, estamos hablando de esto, la orientación sexual de los practicantes no tiene nada que ver con lo que nos ocupa, estamos hablando de amos y de esclavos y no hay intermedio en estas cosas, como te dije no tiene nada que ver con estar puntualmente atado a una cama con el verdadero significado del BDSM y sus consecuencias y te repido indistintamente de la sexualidad de los participantes en estos roles.

      1. Pienso que se ha confundido como una crítica hacia la homosexualidad y no es así, yo también estuve dirigiéndome hacia Juan pero no por nada personal, es por el tema que se estaba discutiendo y para mi tampoco tiene nada que ver la orientación sexual de la gente que práctica esta modalidad, no es esa la cuestión, es el hecho de hacer daño a otra persona aunque esté consensuado por una cuestión de placer físico y emocional de dominar y castigar a otra persona.
        Los juegos eróticos de cama no implican dañar y maltratar a otra persona el BDSM sí, es lo principal, es la realidad de estas prácticas.
        Yo tampoco hablaba de la orientación sexual de los participantes porque no tiene ninguna relevancia, lo que si que lo tiene es hacer daño a otra persona par una satisfacción personal, no es bueno para el ser humano tener este comportamiento hacia otro aun siendo consensuado y en este caso estaría de acuerdo en que no es una excusa para poder hacerlo sin ser consciente de que se es un maltratador.

        1. Hola Antonio, nuestra visión de la práctica siempre será diferente del público en general que solo ven una parte de ello, de acuerdo contigo de que no estamos hablando de diversidad sexual, término que se confunde habitualmente con BDSM y que muchos practicantes que sienten cierta culpabilidad en sus actos se protegen detrás de esta afirmación.

  11. Bueno, he leído todos estos días, desde su publicación, los comentarios que se han ido produciendo y quiero intervenir ahora porque creo que es necesario aclarar y ordenar ciertas ideas.
    1. Lo primero que debo decir es que yo no puedo leer o ver todo lo que publico en EG, me encantaria pero no tengo el tiempo suficiente para hacerlo. No lei este relato, solo lei de que se trataba y supuse que seria un planteamiento BDSM homoerótico suave, estilo 50 Sombras de Grey, pero no es asi. Tambien es cierto que no leo muchos de estos relatos porque no son mi estilo de lectura preferido. Digo todo esto porque de haber sabido que plantea un tema de sumisión, humillacion y eslavitud extremo no lo hubiera publicado. Prefiero utilizar mi tiempo y el espacio de EG haciendo publicaciones más edificantes, porque al comienzo de este proyecto que se llama Escena Gay, yo asumí una responsabilidad social y porque creo que no se trata solo de llenar el saco con cualquier cosa.
    2. Que algo exista desde hace mucho tiempo no significa que sea bueno. La prostitución, la esclavitud, el delirio de poder, las guerras, etc… han existido desde el comienzo de la humanidad y fueron malas tanto entonces como ahora. No todo lo que es posible es lícito y el tiempo no lo legitima. Solo evidencia que es algo intrahistórico, que lo desarrolla el ser humano dada su condición y fragilidad. La conciencia es la que nos hace humanos, podemos aprehender la realidad y tomar decisiones (facultad volitiva, libre albedrio), eso nos diferencia del resto de los seres vivos que son determinados y deterministas. Pero por esa condición “humana” tenemos la capacidad de crearnos y re-crearnos, dado que somos seres inacabados, en constante formación. Es nuestra responsabilidad como individuos decidir todo aquello que necesitamos para nuestra edificación, es decir, nuestra ”humanización”.
    3. A lo largo de la historia podemos ver como el hombre ha ido dando pasos muy importantes en su evolución, en su humanización. Las sociedades han ido pasando y descubriendo sus propias capacidades y limitaciones, y las han puesto al servicio de una vida cada vez más satisfactoria. Ha ido librándose de la esclavitud y de las guerras. Pero es un camino existencial porque todos estos aspectos de poder y dominio son inherentes al hombre. Esto también evidencia que mantener la libertad de conciencia es un trabajo de todos los días, y de todos los ámbitos debido a que al estar latente en el hombre, siempre surgirán nuevas formas de esclavitud o reincidencias de las viejas formas disfrazadas de modernidad. La razón y la psique humana flotan en una tensión constante entre lo bueno y lo malo. Todo lo bueno es aquello que lo humaniza, lo edifica, lo plenifica; y lo malo es todo aquello que lo aparta de ese fin, todo aquello que lo deshumaniza, que lo humilla, que le causa dolor de cualquier tipo. Es cierto que nada es blanco o negro sin más, porque nuestra mente está constantemente desplazándose en esa tensión a la que la somete la realidad, buscando información y tomando decisiones, las decisiones conscientes que crea mas adecuadas para su existencia, es aquí cuando hablamos de moral, que no son normas que nos llegan de afuera, surgen del interior del individuo. De modo que si hablamos de bien y mal, porque los valores los ha ido descubriendo el hombre a lo largo de su historia y los ha catalogado como valor porque son buenos para él, porque lo edifican, porque lo humanizan.
    4. Es muy común en ciertos ámbitos artísticos y literarios pretender que el relativismo moral es singo de modernidad, de tener la mente abierta. Tener la mente abierta es aprehender la realidad tal cual es, como se presenta y evaluarla con los contenidos de razón con los que cuenta en el momento el individuo que observa, para luego emitir un juicio y tomar una posición al respecto. Quien dice que todo le viene bien, o es un ser amoral o es un ser sin criterio propio. Ambos casos son alteraciones de la psique.
    5. Las prácticas BDSM son alteraciones de la psique, causados generalmente por traumas de la infancia. Son trastornos sexuales basados en el sadismo, masoquismo y fetichismo que no pueden tildarse de “inofensivos”. Que una persona necesite ser golpeada, maltratada, humillada intencionalmente para sentir placer, o al contrario, que una persona necesite golpear, maltratar, humillar a otra persona para sentir placer es un trastorno de la conducta y que como bien han dicho en algunos comentarios hay que indagar lo que hay en esas mentes que presentan esos estados alterados. Ahora, que haya personas que lo practiquen, es lamentable, porque es muy probable que su facultad volitiva este secuestrada por algunas deformaciones en sus procesos cognitivos a lo largo de sus años más vulnerables. Lo mismo hace un drogadicto cuando consume su droga por decisión propia, pero, ¿realmente lo hace “libremente”?
    6. No creo que aquí nadie este juzgando a nadie, solo he visto que han expresado su opinión respecto a estas prácticas, que no solo han sido muy honestas y pertinentes, sino además muy bien fundamentadas por algunos. Esta es una pagina que tiene afortunadamente usuarios de todas las edades y géneros. Las preguntas de nuestros queridos adolescentes Lolo y Ferran (los consentidos) han sido muy pertinentes y han expuesto ideas muy honestas y lógicas así como la inquietud de Sara sobre la publicación del libro en esta pagina. Luis (mi príncipe amado) les ha dado respuestas muy atinadas, responsables y formativas. Los comentarios de Antonio que también hablan desde la propia experiencia. Y Eugenia que ha expuesto la realidad en las salas de urgencias tratando de reparar los daños causados por dichas prácticas. Cada quien es libre de hacer lo que quiera, pero ciertamente no hago apología sobre una práctica que es humillante y alienante, aunque sea consensuada. Porque el consenso entre las partes solo la legitima legalmente, de otro modo seria un delito, pero no la legitima moralmente, porque es dañino para los practicantes aunque hayan dado su aprobación. Al igual que el masturbador compulsivo, el problema no es la compulsión en si (por mi se puede arrancar el pene si lo desea) sino el trastorno que subyace a la compulsión. Además quienes deseen información sobre el BDSM pueden ir a las múltiples páginas especializadas con información y participación en ese ámbito, solo que sugiero que lean con consciencia critica, ya que nunca el mismo practicante BDSM admitirá que tiene un problema.
    7. En el mundo ya hay mucha violencia, dolor y humillación. La trata de personas supera los 45 millones de personas, es actualmente el negocio ilícito más lucrativo que existe. De aquí salen la mayoría de las personas que explotan sexualmente (desde la infancia) en todo el mundo. Las adicciones a las drogas siguen matando millones de personas al año y destruyendo al círculo familiar por razones obvias. Ya hay suficiente ira, violencia, acoso, violaciones, en las sociedades del mundo que generan y sustentan todas estas prácticas. Por ello creo que tenemos que comenzar por llamar las cosas por su nombre, evaluar adecuadamente la realidad y actuar en consecuencia. Todos somos responsables de la humanidad en cuanto que humanos y no podemos permanecer impasibles ante las cosas que suceden a nuestro alrededor. “No preguntes por quién doblan las campanas, están doblando por ti”

  12. Hola a todos… Perdón si mis comentarios generaron algún tipo de incomodidad, nunca fue ese el fin.
    Solo quise explicar lo que a mi me ayudo a entender este tipo de practicas. Yo ere igual que vos Lolo, no entendía como una persona podía gustarle este tipo de cosas… Como no denunciaba, se quejaba y por sobre todo porque seguía buscando lo mismo. Yo hasta hace muy poco estaba completamente seguro que se necesitaba un aspecto patológico de base para poder entender este tipo de practicas (sobre todo las mas extremas como Amos y esclavos, por ejemplo) comouna historia de abuso infantil (de cualquier tipo), algun tipo de exposición en edad temprana de este tipo de practicas, asociaciones psíquicas “mal hechas” con respecto al placer (no hablo del placer netamente sexual) y el dolor o la humillación.
    ¿Sabes cuando logre entenderlo y verlo con otros ojos? Cuando lei un comentario de un sumiso (en una pagina especializada de la que ya ni recuerdo como llegue ni como se llamaba) que clasificaba de “inmoral” o “patologico” a otro porque le gustaba el “rol play” (en este caso creo que era el pet play: simulación de mascota y amo) y ahi fue cuando entendí un poco más. La moral, lo que esta bien, lo que esta mal, lo que hace la mayoria, lo que no hace la mayoria… Pensamientos que estaban incluso dentro de la misma escena BDSM…
    Yo no estoy hablando acá de conductas extremas como la necesidad de tener un esclavo las 24hs del dia (y creo que es la mas suave que se me ocurre), ni tampoco del aspecto sexual (cosa que creo, si no entendí mal, estamos todos de acuerdo en que es el llevar a cabo una fantasia sexual, con decisión de los participantes), si no de algo mas comun.
    ¿Que tiene de malo el querer que la persona que vos queres/amas se sienta comoda? ¿Que tiene de malo el querer que la persona que vos queres/amas se preocupe por la menor cantidad de cosas posible y protegerlo? ¿Que tiene de malo en querer cumplir (hasta donde se pueda) con los deseos y expectativas de la persona que vos elegiste como tu pareja?
    Yo creo que una vez mas, estamos cruzando la linea entre abuso y relaciones D/s.
    No voy a negar que existen patologías en las que la sumisión y/o el sadismo es elemento fundamental. En estos casos, es muy probable que haya historia de abuso, que haya una presencia fuerte de violencia en la historia familiar y lo peor de todo, que se haya normalizado y aceptado como “demostración de afecto”.
    Pero eso no quiere decir que las relaciones D/s sean patológicas o que estén creadas con cimientos patológicos. Sigamos dejando de lado el aspecto sexual: hay personas dominantes que son así porque tienen un tipo de personalidad en la que se preocupan por el bienestar de los demás y logran esto mediante la protección y el cuidado de otros; así como hay sumisos/as que lo buscan el bienestar procurando que la otra persona se sienta cómoda, complacida y por efecto protegida. Y ahí no creo que haya nada de patológico.
    No comparemos a estas conductas con drogas, la relación entre una persona y una sustancia es muy compleja y personal (que varia desde “medio” como para desinhibirse hasta elemento necesario para poder continuar viviendo)
    No comparemos este tipo de conductas con la trata sexual o el abuso (sexual o físico), porque esas personas si tienen una patología de base. Se cosifica o deshumaniza a las personas, se las obliga a realizar actividades de las que no estás de acuerdo, no les interesa el placer de la otra persona si no, todo lo contrario. Una vez leí o escuche, no recuerdo donde (creo que fue en una película) que el abuso sexual no se trata sobre el encuentro sexual, sino sobre el quitarle el poder al otro. Despojarlo del poder y gozar ante esto, una persona capaz de todo porque esta guiada por sus instintos de supervivencia. Este tipo de personas goza del miedo… El dolor, la humillación, es un medio más para conseguirlo.
    Por ultimo, no quiero molestarlos mas, me parece importante entender la variedad de actividades, de conductas, de elementos que existen no solo en el mundo si no también en la escena BDSM. Es muy probable que hayan persona dentro del ambiente que sientan lo mismo que algunos de ustedes al ver a un tipo gateando con un collar en su cuello siendo guiado por otro tipo de pie frente a el.
    Insisto con esto, que yo no entienda la naturaleza psicológica de una conducta, acción o fantasia no es lo mismo a que esa conducta, acción o fantasía sea “mala”, “patologica” o “inmoral”. Yo, por ejemplo, puedo no entender como unos tipos disfrazados de mariposas salen desfilando por una calle totalmente contentos y semi desnudos, porque para mi eso seria humillante; pero no lo catalogo de inmoral o malo.
    Hasta hace un par de años atrás, la homosexualidad era no solo patológica sino también ilegal porque se lo consideraba “inmoral”. Inmoral porque no entendian, inmoral porque iba contra “leyes naturales”.
    La moralidad es una creación humana que sirve para agrupar comportamientos humanos dentro de lo que esta permitido y lo que no, dentro de lo “normal” y lo no normal.
    Yo los invito a ver este tipo de practica como un aspecto mas de la expresión de la sexualidad de una persona. Tratando de dejar de lado la moralidad.
    Una persona que fantasea o practica este tipo de actividades, no tiene porque (necesariamente) tener una patología. Una persona que fantasea o practica o goza mediante la trata de persona y el abuso sexual, si.
    Y son dos cosas distintas… Totalmente distintas. Los participantes de una relación D/s deberian sentir placer (ambos) durante toda la actividad; una persona que es victima de la trata o abuso NUNCA siente placer.
    No generalicemos, eso no esta bueno. Que hayan un par de “loquitos” que se escudan tras el BDSM no los hace a todos los practicantes “loquitos”.
    Si las generalizaciones fueran ciertas, entonces todos nosotros seriamos pedofilos, abusadores, abusados, traumados y enfermos mentales.
    Saludos a todos y los dejo con algo que siempre nos decían en la universidad “La mente humana es muy compleja, y existen tantos casos (o ejemplos) como personas hayan en el mundo”
    Abrazo!

  13. A nivel de debate es lo más animado que he visto desde hace tiempo en el blog, no he leído la historia realmente, opinar sobre ella, no puedo, pero mis pensamientos estarían próximos a la valoración que ha hecho Bosie, también de Antonio o de Luis, yo tampoco veo que se esté hablando propiamente de sexo gay o de sexo lésbico, se está hablando de prácticas que son realmente abusivas hacia otra persona, aunque la persona que lo recibe esté de acuerdo en ellas, no deja de ser un abuso, los motivos por lo cual necesitan expresarse de esta forma, se me escapa, lo mismo diría para una persona que para llegar a excitarse necesita que abusen de ella.

  14. Tras leer el comentario de Bosie había decidido no decir nada más, pero…
    Ni me tomo nada como personal ni he confundido nada, simplemente discrepo y mucho.
    Quien haya leído mis comentarios no puede sacar esa conclusión, si los lee detenidamente; en el último uso la palabra gay sólo al final, justo antes del bona nit.
    Me resulta difícil leer que yo he tomado algún comentario como un ataque a la homesexualidad, vamos, alucino al leer eso; debo expresarme bastante mal…
    Aquí hay una serie de opiniones, todas coincidentes más o menos, excepto la mía, que va por otro camino. Y no pretendo convencer a nadie, porque partimos de supuestos tan distintos que lo creo imposible; cuando se habla tan fácilmente de moralidad, de bueno-malo, a mí me rechina mucho, porque esas cuestiones las han tratado filósofos y pensadores a lo largo de los siglos con grandes discrepancias; y lo mismo con la psicología y la patología; por no hablar de la leyes, que cambian de un país a otro, de una cultura a otra, y todo en el mismo momento de la historia humana, ahora mismo, vamos.
    Querer llegar a la razón y la verdad de la insoldable mente humana en un post de cine es imposible.
    Argumentos de ese cariz son la base de todas las represiones ejercidas por los poderes, políticos o religiosos, a lo largo de la historia; y seguimos igual; lo que no entendenmos o no compartimos lo rechazamos y penalizamos.
    Y discrepo más aún, creo que por vez primera, con Bosie. Por supuesto esta es tu página y puedes tener tu línea, digamos “editorial” para entendernos; pero ¡que te autocensures!: no lo entiendo. Hay en EG muchas películas de contenido psicógicamente muy fuerte; y eso es reflejo de la variedad del mundo y de los que lo habitamos. No creo que sea incompatible ver pelis (o leer novelas) románticas, dulzonas, de chic@s guap@s y otras que muestren otras realidades y sensibilidades. A mí me enriquece la variedad.
    Resulta chocante que tantos hayan leído completo este relato; si yo, que no llegué ni a la mitad, pensara como aquí se ha manifestado, me lo habría dejado mucho antes; bastante enloquecido está el mundo para echarme voluntariamente más peso encima.
    En fin, aquí lo dejo.
    Y por si a alguien le interesa, este relato tiene una segunda parte que se encuentra fácilmente en google.

  15. Yo lo que creo es que no se puede enmascarar lo que realmente es detrás de la visión liberal que pretende darle Juan y me cuesta mucho comprender su comportamiento que personalmente opino que no sabe como salirse de una situación en la que ha metido la pata hasta el fondo.

  16. Cómo alguien puede defender la violencia y decir que sería algo semejante con la preferencia de leer una novela romántica, de aventuras o de acción, por el amor de Dios, hay una gran diferencia, una persona que maltrata a otra es un maltratador aunque lo haga a través de sexo consentido, está maltratando a otra persona y detras de esto no hay amor, no puedo entender a esta persona que defiende este comportamiento denigrante hacia otra persona y que pretenda compararlo con una película de temática de aventuras o de lo que sea, eso no es una excusa para no darse cuenta de lo que es hacer daño a otra persona, es vergonzoso su forma de intentar disimularlo y una ofensa para todas aquellas personas que han sido maltratadas, por aquellos que se han escudado detrás de una diversidad sexual.
    Por cierto no me enriquece para nada estar de acuerdo en causar daño a otra persona.

    1. Pedro, no pienso que Juan este defendiendo la violencia, lo que si es cierto que da lugar este tipo de práctica hacia otra persona un componente importante de sumisión física, hay mucho detrás de esto que es largo de explicar y que desde luego se tiene que hacer desde la tranquilidad.

  17. La mayoría de los que hemos entrado Juan no hemos leído el relato y te lo digo desde la sinceridad, gracias por el apunte de google, pero créeme si te digo de que no era necesario, sin embargo es evidente de que te ha interesado buscarlo, el hecho importante es que confundes la diversidad sexual con causar daño físico y psicológico a otra persona, sin darte cuenta de que esta conducta conlleva un riesgo y que detrás de esta persona existe una patología, que no quieras admitirlo desde luego es cosa tuya pero deja de defender lo que es indefendible, que es abusar de otra persona. Y te diré otra cosa la persona que acepta este trato de otra, lamentablemente también se encuentra en una situación problemática y el caso es que creo que te das cuenta de ello, pero te encuentras en un punto que no sabes o no puedes dar marcha atrás de lo que tan fervientemente intentas defender.
    La diversidad literaria tampoco pretende magnificar ni consensuar el maltrato hacia otra persona, que haya la libertad de publicarlo, es justo, para algo no estamos en una dictadura, ahora bien, eso no significa que el comportamiento sea bueno, ni correcto, ese es el punto, si alguien por sus características personales necesita golpear, vejar a otra persona, debería buscar algun tipo de soporte para comprender el motivo por el cual actúa de esta forma, el motivo por el cual necesita comportarse de este modo, yo también me sumo que no es nada personal en contra tuyo pero si que veo que intentas darle una actitud liberal como apuntaba Pedro de un comportamiento que no se trata de una cuestión de libertad del individuo porque realmente se lleva a término, nadie discute de que se lleva a cabo y que nadie le pedirá responsabilidades de ningun tipo, se trata de saber diferenciar que aunque esté consensuado, aunque haya literatura al respecto, películas, arte y un largo etcétera, es un comportamiento hacia otra persona que es denigrante y hay que saber diferenciarlo, lo siento, pero es así.

  18. Mi pareja y yo estamos aquí no porque hayamos leído el libro, es porque no estamos de acuerdo en que el maltrato a otra persona se pueda llegar a considerar una cuestión de diversidad, como quien prefiere el fútbol al basket, no tengo estudios ni puedo dar datos pero mi conciencia me dice que no está bien, ya he leído de que esta práctica es consensuada y es evidente que es una práctica extendida pero eso no quiere decir que esta bien y me parece muy honesto por parte de Bosie aclararlo y admitir que no se había dado cuenta de la temática del libro y saber reconocer que lo interpretó erroniamente, a mi esto me dice mucho de los valores de esta persona y me hace confiar en este sitio.
    Sólo puedo entrar de madrugada, estamos acabando de hornear el pan y no podemos opinar de forma habitual en el blog pero mi pareja me ha comentado el diálogo que se había generado de un tema que es muy importante tener claro y es que bajo ninguna circunstancia hay que abusar de otra persona ni tan siquiera con su consentimiento estoy más que de acuerdo de que hay una patología en estos comportamientos que imagino que no llegan al asesinato pero no por ello no significa que no exista una patología detrás de esto.

  19. A ver Juan y al3j00,
    No se por qué cuando alguien quiere justificar algo comienza por descalificar todo aquello que lo cuestiona. Por ejemplo, pensar que quienes no están de acuerdo con algo es por que no lo han comprendido. O sea ¿Qué tu si comprendiste, los demás no pudimos? Creo que aquí quienes han participado (la mayoría) conocen y entienden muy bien del tema.
    Como dices esas cuestiones que han tratado filósofos y pensadores a lo largo de los siglos sin muchos cambios y con espacios ciclicos de entendimiento, agrego yo, solo evidencian la permanencia de los mismos. Es una tensión constante irresoluble en la que el individuo debe elegir. Una de esas des-calificaciones más comunes utilizadas para justificar sus actos, es pretender que la moral es un espejismo que perturba al hombre,
    La moral es inherente al hombre, no es un código de casuistica que debe aprenderse y seguir al pie de la letra. Ese es un concepto de Moral errado o pretender ubicar la moral en la antigüedad de las religiones solamente. El ser humano sabe lo que es bueno y lo que no, nadie se lo dice, lo descubre. El aprendizaje exterior por via de quienes le han precedido solo le facilita el trabajo hasta un punto y debe luego el continuar la búsqueda y aprendizaje, renovar ideas y continuar con la evolución.
    Con respecto a la mente humana, claro que es compleja, por eso ahora se sabe que nos engaña tambien. Que muchos de los traumas y trastornos (aunque no lleguen a ser una patología) trabajan a nivel inconsciente. Esa es la razón por la cual le cuesta a quien padece el trastorno o compulsión que se de cuenta y reconozca que tiene un problema. Una persona que obtiene placer al ser golpeada, maltratada y humillada intencionalmente, o viceversa, una persona que obtiene placer al golpear, maltratar y humillar a alguien intencionalmente, no va a admitir que tiene un problema porque es posible que no sea consciente de él. Es cierto que las generalizaciones no son convenientes porque son susceptibles de error, asi como también pretender que un caso es la generalidad.
    No se puede sumir el análisis de la vida del hombre en un espectro de estudio sin parámetros. No hay bien, no hay mal, nada es bueno, nada es malo. Ese relativismo moral es justamente el sustento de las grandes estructuras de deshumanización del mundo. En todos los ámbitos. Obtener dinero, por ejemplo es un fin en si mismo sin importar a quien destruyas en el camino, que además es común y apoyado por las máximas de los grandes mercados del mundo, del que sea. Por otro lado parece ser que la mayoría de las personas cree que la moral solo se refiere al sexo. La moral esta en cada acto de la vida, en cada decisión que tomamos y ejecutamos. Incluso en la decision de no fijar posición en las cosas que nos rodean. Esa es una realidad que logran comprender más las personas cuando tienen hijos, cuando hay alguien que amas, que es vulnerable y quieres proteger. La moral es la coherencia entre tus deseos, acciones y sus consecuencias. Cuando alguien me dice que dejemos la moral a un lado, me huele mal, algo pasa. Eso es algo de lo que no podemos escapar aunque lo pretendamos ni podemos echarle encima a nadie porque es intransferible.
    Claro, una cosa muy diferente es el moralismo que como todos los ismos, es un reduccionismo, una visión reducida de la realidad y que todo lo que no pase por ahí es desechado, y eso no está planteado en mis palabras. Pero tampoco se puede pretender que debas estar de acuerdo con todo lo existente, sin ningún criterio. Pretender que acepte todo lo que plantean los diferentes grupos, tendencias o inclinaciones en el mundo sin más es también una forma de imposición y represión. No se trata de que no existan, o que un grupo determine la existencia de los otros, no. Solo ha habido opiniones diversas coincidentes que expresan rechazo a esas prácticas. Y han expuesto además sus razones con mucha claridad. Eso es ejercicio de la libertad de conciencia, de modo que me pregunto, ¿quienes son los que no aceptan la postura de los otros? Así como hay quienes están a favor de esas prácticas, tambien hay quienes no están de acuerdo, y eso se respeta. Esa si es verdadera diversidad. La diversidad de contenido habla por si sola en EG. Y no hay auto-censura, lo que hay es una posición clara ante un hecho específico. Que no satisfaga a algunos, puede ser y es lamentable, pero sigue siendo diversidad y ejercicio de libertad.

    1. Bosie y chicos, quiero dejar algo en claro: nunca fue mi objetivo descalificar la opinión de nadie… Al contrario, me parece super enriquecedor que las personas pensemos de manera diferente y que hagamos uso de ese ejercicio de libertad de la que hablas vos Bosie y expresarla. Si en algún punto de este debate alguna frase, comentario o pensamiento mío los hizo sentir descalificado, dismiuidos o burlados les pido perdón. Jamás fue mi intención.

      Yo no creo poseer la verdad absoluta ni haber entendido mas o menos que Uds, si no que quizás entendí o entiendo de manera diferente. Debo confesarles que me frustra mucho el solo pensar que las personas no entiendan o entiendan a medias lo que quiero decir o pienso; y es probable en mi afán de que me entendieran quizás generé algo en ustedes que no esta bueno y que por sobre todo nunca busqué. Una vez más pido disculpas si ese fue el caso.

      Coincido en que los extremos son malos, en que algunas son practicas con un alto nivel de violencia y que en manos de alguien que no sabe lo que hace puede y va a generar traumas físicos y/o psíquicos. Pero sigo pensando que no es necesario una patología de base para poner en práctica este tipo de actividad (insisto que yo hablo de las leves y no de las extremas), pero no niego que algunos tengan una patología psiquiátrica que los mueve a realizar este tipo de actividad. Creo fervientemente que algunas patologías psiquiátricas se escuden tras este tipo de prácticas pero no creo que todos los que practiquen esto presenten algún tipo de cuadro clínico.

      Como dije en algún punto de todo este debate, si a uno no le interesa este tipo de prácticas creo que el camino mas fácil es el tacharlas de la lista de las “cosas por hacer con mi pareja” y seguir adelante. Y si en algún momento nos encontramos con una persona que realiza estas prácticas lo importante es agudizar el ojo y escuchar con atención el relato. Hay cosas que no se fingen, como por ejemplo el miedo. Una persona que necesita ayuda, la va a pedir de una forma u otra.

      Una vez más pido disculpas si alguien se sintió atacado. Respeto sus opiniones y las reconozco como igual de importantes que las mías y aplaudo que se las exprese, con todo el valor que eso conlleva.

      Abrazo!

      1. Bosie, cuando se leen los distintos comentarios, sobre todos los que son una respuesta a otros, míos o de al3j00, a mí me queda muy claro que algunos se escriben sin haber entendido a qué se contesta realmente, que parten de una base previa y da igual lo que el otro argumente; y he dicho ALGUNOS.
        De verdad me gustaría saber de dónde sacan que yo defienda la violencia o el abuso u otras cuestiones que se me achacan.
        Y por cierto, aquí al único que han insultado, y creo que gravemente, es a mí. Estoy seguro que sabes de qué comentarios ofensivos hablo; ni nombro al autor.
        No voy a responder porque tendría que caer a ese bajo nivel.
        Sí me extraña que esos exabruptos, emitidos ayer, sigan aquí.
        Veo muy exclaredor el penúltimo comentario de al3j00, y coincido en lo esencial con el útimo; pero desde luego no voy a disculparme por haber opinado lo que creo conveniente.
        Y hasta aquí llega mi intervención en este post, ya cansa; probablemente habrá quien piense que lo dejo porque no puedo seguir argumentando: ¡eso es!
        Cada uno que siga pensando lo que quiera, es lo lógico. http://escenagay.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_cool.gif

        1. Reconocer Juan de que uno se ha equivocado en sus afirmaciónes y que ha dado lugar a una visión no correcta enriquece al ser humano.
          Por otro lado Bosie, ha aclarado desde la realidad lo que es el BDSM sin subterfugios como se ha utilizado aquí para dar una visión amable y buena de una práctica que denigra al ser humano.
          Que te digan la verdad, la cruda verdad de lo que has dicho no significa que te estén insultado.

      2. Pienso con total sinceridad al3j00 que tienes una visión romántica y poco real del BDSM, la cuestión importante de observar en todo esto es comprobar como para ti el hecho de causar daño a otra persona es perfectamente lógico en la personalidad de una persona y es muy importante que no se confunda, un término que tanto tú como Juan teneis distorsionado, creyendo que el lícito abusar de una persona y hay que remarcar que no es bueno ni correcto.
        No es que estes expresando una opinión, lo que estas haciendo y de allí viene el daño, es afirmar que que ocasionar dolor físico y piscológico es totalmente aceptable, algo que no es así y desde luego si en algun momento de tu vida has practicado BDSM no sabría decir en que grado, deberías saber en que consiste realmente, no es la versión romántica que has vendido y da lugar a errores, no tiene nada ver con un juego erótico o con un local en Amsterdan jugando con el vestuario y escenifcando una situación bondage, es mucho más profundo que todo esto.

        1. Vicente he tomado prestadas palabras tuyas pero entiendo de que también sabes de lo que se está hablando y de lo que es un juego y de lo que es una realidad, un modo de vivir.
          En Amsterdam hay una parte que es teatral para el turista de a pie, luego hay realmente lo que es la práctica en sí que generalmente siempre se va al mismo am@, es bastante complejo.
          En tu caso remarcaría lo que has dicho acerca de la “visión romántica” yo diría que es fantasía sexual sin demasiado compromiso de sumisión del intelecto o por parte del dominante de expresar con sus actos poder de ejecución sin ocasionar verdadero dolor, mucho público en generl confunde el BDSM, con estas fantasías.

      3. al3j00, las opiniones deben de estar acorde con el significado real de lo que se expresa porque da lugar a equívocos importantes, nadie de aquí discute que no puedas expresarte o que creas en lo que dices y que para ti sea de esta forma pero eso no quiere decir que lo que estas diciendo sea consecuente con la realidad, te puedo decir que he trabajado en la sala Bagdad de Barcelona donde se hacen espectáculos de temática BDSM, es una puesta en escena para levantar la morbosidad del público que no tiene nada que ver con la dominación real y de sumisión de las personas que entran en este juego, la persona que ocasiona daño físico a otra aunque sea algo tan sencillo como azotar suavemente a otra o ponerle esposas, cuerdas, etc. y que se siente satisfech@ emocionalmente de este consentimiento ya indica un trastorno en la personalidad al3j00 y esto hay que decirlo con todas sus letras y la persona que ejecuta y recibe este trato tiene que ser consecuente con ello que algo en él o en ella en su psique necesita ser tratado de esta forma de manera habitual en su vida, llega un punto en que no pueden prescindir de ello y que necesitan niveles superiores, no sé en que grado lo has practicado, te recomendaría que fueras prudente y que sobretodo diferenciaras lo que es un juego erótico de cama sin consecuencias con lo que es el BDSM real.
        Te voy a pedir disculpas por mis palabras que son muy directas pero conozco el tema, sé de sus consecuencias y de la confusión que se genera alrededor de ello, en muchas ocasiones una visión relacionada por el vestuario, juguetes utilizados y prácticas que realmente no son BDSM y que se confunden con ello por utilizar utensilios o palabras que se utilizan en estas conductas, es puro teatro que muchos confunden con la realidad, si sabes de lo que estoy hablando sabrás de las normas que existen alrededor de ello de lo que conlleva ser sumiso y llevar un collar y de lo que significa ser dominante y utilizar a una persona en términos concretos, no es un juego.
        Tu exposición daba lugar ciertamente a interpretaciones de rechazo porque un tema que es muy serio, lo comentabas con cierta ligereza y al hablar del placer que se siente con el consentimiento hay que separar el grado de consentimiento que se llega a solicitar el motivo por el que se pide y lo que representa más allá de lo que tu exponías como una práctica más divertida del sexo, no es este el concepto del BDSM.
        Por lo tanto para aquellos que quieran adentrarse en estas prácticas les recomiendo antes estar muy bien informados de lo que realmente significa emocionalmente para la personalidad de quien lo práctica.

      4. Juan, no creo sinceramente de que abogues por el maltrato físico, ni que en absoluto estes de acuerdo con la violencia en ninguna de sus formas, tampoco pienso por algunos de los compañer@s que he visto opinando que hayan querido insultarte, ciertamente tienes una visión muy particular del tema, una mente abierta a ello, que desde luego tenemos que respetar, pero es un tema muy serio que no está relacionado con la diversidad sexual como has pretendido dar a entender, no pienso que sea una observación correcta que da lugar a errores acerca de esta práctica.

      5. Tranquilo al3j00, se que no tuviste nunca una intención negativa en tus palabras, pero agradezco sin embargo tu actitud conciliatoria, creo que habla muy bien de ti. Yo pienso que has sido honesto y nos has dado tambien otras ideas de como acercarnos y abordar el tema. También pienso que este debate ha sido muy enriquecedor para todos. Y coincido contigo el lo del valor que conllevan muchos comentarios aquí. Un abrazo.

        1. Lo que es una forma de abordar el tema por parte de al3j00 que conlleva un riesgo del que no es consciente, claro que puede y debe abordar el tema de la forma que crea más oportuna a sus necesidades personales pero por ello no se debe dejar de decir lo que otros conocen de un comportamiento que no es simplemente una acción meramente sexual y si bien algunos lo han expresado con mucha claridad y llamándolo por su nombre, se sigue intentando disimular detrás de palabras como consensuado y diversidad sexual, yo también iría con mucho cuidado con estas aseveraciones y se necesita mucho valor para llamar las cosas por su nombre y no hay que arrepentirse de ello.

        2. Realmente no tuvo ninguna intención negativa, sin embargo su comentario inicial era de manual, que da una imagen de estas prácticas como de un juego y que incluso en su lectura hay un esmero en justificarlas, no él, sino en general cuando se escriben artículos acerca del tema o cuando leemos acerca de ello en términos generales muy fácil de encontrar por internet pero que no siempre ahondan con precisión y veracidad en el tema, el verdadero dominante o sumiso no se justifica jamás, es una actitud interiorizada totalmente que no tiene matices grises, hay un punto que ha dicho Mari que es importante y es que algunos juegos eróticos sin relevancia psicológica y física se confunden con el BDSM que dan lugar como se mencionaba a equívocos, algunos comentaban el pañuelo de seda, también podríamos hablar del pañuelo en los ojos y dejar que el compañer@ nos porporciones placer sin necesidad de interactuar con él o con ella, no hay que confundir estos juegos con el BDSM real, ni creer que por ello se ha estado sometido realmente, en ese comentario inicial de nuestro compañero alj300 le veo una cierta confusión de formas que Mari aclara de forma también muy honesta, básicamente el incidente viene de asumir como diversidad sexual un maltrato físico y como se ha apuntado en diversas ocasiones hay implícito una sumisión psicológica para disfrutar esta práctica que necesita por otro lado obtener el dominante, evidentemente no soy psicológa, como mujer, como persona, incluso en casos leves de sumisión, he llegado a conocer a personas que distorsionaban la realidad a través de estas prácticas que no habían llegado al dolor físico, sin embargo necesitaban huir de su realidad porque no se sentían satisfechos por diversos motivos con ella, una persona que necesita demostrar su poder y dominio a lo mejor sin darse cuenta o siendo consciente de ello, también puede dar lugar a incidentes pequeños o graves con las personas con las que se relaciona e incluso con las que ama, con todo esto lo que pretendo decir es que el BDSM, hay que tormárselo seriamente y cuando hablamos de ello no es una práctica sexual más sin consecuencias, por eso creo que es de vital importancia el testimonio de Mari que ha sabido diferenciar los juegos eróticos de cama, la utilización pongamos el caso de dildos, fantasías sexuales con la verdadera naturaleza del BDSM.
          Estoy convencida que nadie aquí pretende inflingir daño a otra de forma gratuita, es difícil encontrar el equilibrio en uno mismo a nivel particular ya no digamos cuando intentamos dar a conocer nuestros pensamientos.
          Tampoco pienso que de los aquí presente nadie esté en contra de una buena sesión de sexo, ni tampoco arremetemos contra la orientación sexual, pero si que hemos rechazado el maltrato físico como herramienta para el disfrute personal.

    2. Juan, poder estar de acuerdo en maltratar a otra persona en la práctica que sea, no es diversidad y me extraña enormemente que lo entiendas como diversidad sexual, evidentemente que puedes decirlo y estar de acuerdo en ello y expresarlo pero estoy de acuerdo con otros que eso no quiere decir que sea bueno, ya lo sé que estoy haciendo dicotomía ¿era? pero no eres más liberal de pensamiento o más guay, o más pro derechos de la homosexualidad por creer que abusar de una persona es permisible, no voy a faltarte al respeto ni tampoco creo que seas una persona de carácter violento ni nada de todo eso, ahí se equivoca Pedro, pero no es bueno golpear a otra persona y encontrar placer en ello, hay límites en lo que esta bien o mal en el ser humano es justamente lo que nos hace humanos.
      Y pienso que todos los comentarios deben de permanecer como otros han dicho es un tema muy serio.

  20. Por lo que a mi respecta Bosie has sido franco, igual que el resto de los participantes del debate, realmente no creo que nadie piense que lo que ha dicho no vaya con su propia personalidad e intereses personales, pero pienso que es bueno aclarar algunos puntos de la forma en que lo has hecho, en mi caso particular he admirado esa decisión por tu parte.

Leave a Reply