¿Brokeback Mountain con otros actores?

Escritora de Brokeback Mountain revela qué actores estuvieron a punto de protagonizar la película

Cuán diferentes podrían haber sido las cosas…

Es difícil imaginar un pareja en pantalla más perfecta que Heath Ledger y Jake Gyllenhaal en el clásico homosexual de Ang Lee, Brokeback Mountain, pero las cosas podrían haber sido muy diferentes si no hubiera sido por la serie de actores de Hollwood que rechazaron papeles en el amado drama romántico.

Ledger y Gyllenhaal ganaron muchos elogios por su interpretación de los desventurados amantes “Ennis Del Mar” y “Jack Twist”, pero el hallazgo de dos estrellas de Hollywood dispuestas a asumir el “riesgo” de enfrentar una historia de amor LGBT resultó muy difícil, según la guionista Diana Ossana.

Apareciendo en una grabación especial de la película en Santa Monica la semana pasada, Ossana admitió que una serie de “destacados actores jóvenes” coqueteaban con la idea de aparecer en la película, pero que “nadie se comprometería”.

Ossana, quien adaptó Brokeback Mountain de la historia corta del mismo nombre de Annie Proulx en 1997 con su compañero guionista Larry McMurtry, reveló que en un momento la película estaba lista para seguir adelante con Matt Damon y Joaquin Phoenix en los papeles principales, y que Mark Wahlberg también fue considerado.

 

“Se lo enviamos a Edward Norton y Joel Schumacher (para dirigir) y a docenas de personas y todos regresaron diciendo que les encantaba pero nadie se comprometía”, dijo a la audiencia.

“No nos dieron ninguna excusa real de por qué no lo harían. Supongo que lo vieron demasiado difícil.”.

Ossana dijo que marcó a Heath Ledger para el papel de Ennis Del Mar desde el principio, pero que el estudio, Focus Features, sintió que el difunto actor australiano “no era lo suficientemente macho”.

Sin embargo, después de que “otro actor” que había sido firmado por seis meses se retiró, Ossana regresó a Ledger, quien aceptó protagonizar la película siguiendo el consejo de su entonces novia, la actriz Naomi Watts.

“Heath lo leyó de camino a casa en Australia…” recordó Ossana. “Y él dijo que Naomi lo leyó y que estaba saltando sobre la cama diciéndole: …tú tienes que hacer este papel por todo tipo de razones, por tu carrera y por el mundo.

“Él me dijo en el set, ¿sabes?, ‘es el guión más hermoso que he leído en mi vida, y hubiera remado en un bote a la mitad del mundo para reunirme con Ang para estar en esta película’.”

Ella agregó: “Fue una batalla para conseguirlo, pero valió la pena”.

¿Y en cuanto al actor que reemplazó Ledger? Bueno, tal vez tengamos que esperar un tiempo antes de que se revele su identidad.

“Tal vez algún día escriba un libro sobre quién se comprometió y se retiró”, bromeó Ossana.

Fuente: Attitude

Calificación de EG
Calificación de nuestros miembros
[Total: 1 Promedio: 5]

3 comments

  1. Que bueno que se quedaron estos dos actores, si bien ya es un clasico, lo que realmente salva a esta peli es el guión las actuaciones y la fotografia, pues se torna laaarga y aburrida.
    Mejor se hubieran preocupado por un mejor equipo de maquillistas, cuando estan maduros los protagonistas sus pelucas, patillas y maquillaje estan malitos malitos, bueno hasta las almohadas como barriga estan fatales jeje!
    Saludos https://escenagay.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_cool.gifhttps://escenagay.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_cool.gifhttps://escenagay.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_cool.gif

  2. Pienso que es difícil imaginarse una obra maestra como esta, que ya forma parte del imaginario colectivo universal, con un elenco diferente.
    Matt Damon y Joaquin Phoenix son buenos actores y no dudo que bajo la batuta de Ang Lee habrían logrado buenas interpretaciones. Pero yo no cambiaría la química y los logros de la dupla Heath Ledger y Jake Gyllenhaal, sobretodo de Ledger. Yo me atrevo a decir que Ledger logra una de las mejores interpretaciones de todos los tiempos. Logra captar y transmitir todo el mar de sentimiento, confusión y dolor contenido que vive el personaje.
    Y todo esto es producto en gran medida de un excelente guion. Por eso el resultado es una película magistral, muy cuidada, con una fotografía sublime, que desborda sentimiento por un amor que no ha podido realizarse en libertad pero que sin embargo se mantiene en el tiempo.
    Cabe destacar ademas que la producción de la película no tuvo las cartas a su favor debido justamente al tema que trataba, pero que afortunadamente contó con la experiencia de un director que ya tenia en su haber piezas como: El banquete de boda (1993) de tematica gay y Sense and Sensibility (1995) para nombrar solo algunas, logrando 8 nominaciones a los premios de la academia callando así las bocas de quienes la adversaron inicialmente o no confiaron en ella.

Leave a Reply